La tenista Erika Domínguez se inscribió al torneo de veteranos del Club Reforma con grado A y en el recuento final resultó la más efectiva porque ganó en las modalidades de singles, dobles y mixtos, un logró que este año no pudieron consumar exponentes de la talla de Javier Ordaz, Jorge Berman  y otros.

Erika Domínguez, decidió jugar el dobles con el brasileño Gabriel Gerhard y la formula funcionó porque en la final doblegaron a María Andrea Ángeles y Michel Sáenz en tres sets que culminaron por 5-7, 6-1, 12-10.

Para mantener la buena racha Domínguez hizo equipo con Eva Bello y en el duelo que puso en juego el cetro doblegaron a Esther Sutton y María Andrea Ángeles al son de 6-4, 6-4, sobre canchas de arcilla.

La cereza del pastel la colocó cuando en singles acreditó victorias sobre Luz María Rebollo, Liliana Fentanes y  María Andrea Ángeles, quien en este torneo fue una rival que no le dio tregua.

Para sopesar el valor de la actuación de Erika contactamos a Armando Trigo, máximo impulsor del tenis de veteranos en México y simplemente dijo: Erika Domínguez fue la única que cerro con la triple corona.