Golpe de Revés

Alejandro Álvarez Zenith

*

La situación del tenis mexicano y latinoamericano es complicada. Lo mismo podemos decir de Latinoamérica porque hay mucha ausencia de usuarios, socios, accionistas o como le quiera llamar a causa del Coronavirus. En los clubes solo van los que pagan salvo honrosas excepciones.

Adicional a este problema en México se vive una pugna entre dos grupos de directivos que ha sobrevivido gracias al Coronavirus porque al no haber actividad normal la comunidad no ha elevado su voz. Y por eso Carlos Padilla ha escuchado las posturas de Carlos González y Mario Chávez y están en plenas vencidas.

Escribirle a los actuales presidentes de las asociaciones involucradas las causas de lo que se vive nos obligaría a revivir fantasmas y desenmascarar a personajes que han sido determinantes para crear este caos con cara de buena gente y con una actitud en caso de un cuestionamiento que obligaría a un respuesta cínica: de que me están hablando.

De acuerdo al mapa solo hay dos directivos que entenderían las causas de fondo porque o vivieron: Adolfo Martínez Barragán y Javier Gaitán, el resto se ha venido integrando. Hay que decir que Gaitán ha sido parte de la historia desde finales de los años ochenta y Barragán desde a mediados de los años noventa.

Por la experiencia adquirida tratar de convencer a directivos de cuál es el mejor camino para el tenis sería casi imposible porque su visión se remonta a lo que han vivido en el mundo del tenis y salvo unos pocos la mayoría son nuevos comparados con los que han sido protagonistas históricas entre eventos privados contra una normatividad federada que no tuvo la consistencia para ordenar una estructura que debiera trabajar para el crecimiento de un deporte muy bello.

De tal forma lo único que nos resta es pedirle a los involucrados que tengan la grandeza de inclinarse por la unidad de directivos que no se conocen entre si y que en casos genéricos son homogéneos, en otras palabras con poca convivencia se llevarían muy bien y a eso es lo que hay que apostarle.

Unos buscaron la salida del presidente José Antonio Flores y ya no figura por voluntad propia porque renuncio para que se acabara la discordia. Muchachos eviten el contagio del Coronavirus y mientras tengan salud mejor pónganse a trabajar.

Print Friendly, PDF & Email