El serbio Novak Djokovic ya esta en la final del Master de Italia, luego de vencer al noruego Casper Ruud por 7-5, 6-3.

Novak hoy es el mejor raquetista del mundo y posiblemente sea el sobreviviente de una era que vio triunfar a Rafael Nadal, Roger Federer, Andy Murray.

El Abierto de Roma es un gran torneo que dará entrada al Roland Garros, una justa que pone en juego la capacidad de respuesta porque estará presente Rafael Nadal, quien aquí no dio color.

 

TEXTO OFICIAL

Pocos jugadores conocen los secretos del Campo Centrale con la intensidad de Novak Djokovic. El serbio alcanzó este domingo su 10ª final del Internazionali BNL d’Italia para remarcar una regularidad suprema en Roma, donde ha pisado el partido definitivo en seis de las siete ediciones más recientes. Si la llegada de la tierra batida es una prueba de ritmo en competición, el balcánico ha demostrado estar preparado para las mayores batallas.

El No. 1 mundial venció al noruego Casper Ruud por 7-5, 6-3 en dos horas y 10 minutos, subrayando su dominio sobre la arcilla del Foro Itálico. Ante uno de los jugadores más en forma sobre tierra batida en la temporada, ganador en Buenos Aires y finalista en Santiago, el tetracampeón de Roma volvió a mostrar una infinita capacidad de sufrimiento para regresar a la final del ATP Masters 1000 romano.

Presente en su primera semifinal de la categoría dorada del ATP Tour, Ruud salió a competir al Campo Centrale con la ambición de un veterano, lejos de verse superado por el calibre del rival o la importancia del escenario. El nórdico no tardó en mostrar sus atributos sobre tierra batida, con una vertiginosa derecha liftada que puso contra las cuerdas al principal cabeza de serie, exigido durante una primera manga de 70 minutos. Primero, Djokovic necesitó levantar dos pelotas de set al resto con 4-5, 40-15. Después, y ante la amenaza de volver a perder el control, sobrevivió a un juego de más de 12 minutos con su servicio. Curvas inmensas antes de restablecer el orden sobre el polvo de ladrillo.

La ventaja otorgó un balón de oxígeno a Djokovic, capaz de escalar hasta la final del Foro Itálico cediendo apenas una manga en toda la semana. El serbio, que resistió a otro juego eterno al servicio con 1-1 en la segunda manga, sudó hasta despegar la incansable resistencia de Ruud. En un pulso de alto ritmo, con velocidad de piernas a ambos lados de la red, apenas una rotura marcó las diferencias para Novak en la segunda manga.

Print Friendly, PDF & Email