Marianita, comenzó a jugar a los 4 años, y de inmediato le encantó. Desde ese momento jugo torneos de mini tennis, así como 8 años y menores. A los 8 años protagonizó su primer torneo nacional G2 en San Luis, y llegó a la final de dobles, lo que le dio mucha confianza jugando la red. En este mismo año, gano la etapa estatal y nacional de kids cup, y se fue jugar la final mundial a Francia, lo que le encantó!

En esta etapa de los 8 años, conoció a su actual entrenador Alan Machain, quien le puso el sobre nombre de Azarenki, ya que Mariana es súper admiradora de Vika Azarenka, de inmediato hicieron click, en su gusto por el tennis, la música, y el entrenador duro.

En su año bajo de 10, fue a la Cali de torneo G1 A de San Luis Potosí, no sabíamos que esperar, así que le comentamos a Marianita que si ganaba un solo juego estaría muy bien y debía sentirse contenta, al final, clasificó al Main Draw, y alcanzó la semifinal de singles y la final de dobles, con su super pareja, Paulina Villegas, una niña también pequeña de 10 bajo, quienes fueron siempre rivales desde los 6 años, y a partir de los nueve años decidieron hacer las paces, sellando el acuerdo con un dulce que Pau le regaló a Mariana, y desde entonces esta pareja ha tenido excelentes resultados en su año bajo de 10, llegando a varias finales en Camponatos Grado 1, incluso ganando el Campeonato Grado 1 del Estado de México. Como singlista Marianita alcanzó semifinales y cuartos de final en los torneos grados 1, así como en Mérida.

Su amor por Wilson empezó junto con sus buenos resultados, cuando iba a cambiar de categoría de 8 a 10 años, se dio cuenta de que Azarenka, utiliza la raqueta Juice, así que de inmediato y en contra de las raquetas que utilizaba la academia a la que pertenecía, se compro con sus ahorros su primera raqueta Juice de 26”, así como el termo Azúl que utiliza Azarenka, y su stencil para su “W” azúl, sin la cual no está lista para jugar. Hoy en día comenta que se siente muy orgullosa de que Wilson la contactó para invitarla participar en su equipo, así que porta su equipo Wilson con mucho orgullo, aunque hay que decir que siente mucha responsabilidad con el equipo Wilson.

Su objetivo para esta temporada es asistir en diciembre al Orange Bowl en la categoría de 12 años, para lo cual trabaja muy duro todos los días, junto con su equipo: su entrenador Alan Machain, sus hermanos compañeros de entrenamiento, sus fans número uno que son sus abuelitos Juan y Lupita Reding, sus boleritos de lujo que son sus papás, así como su preparador físico Ricardo Serrano, su nutriólogo y su profesor de Yoga. Así que si escuchan un “Venga Azarenki” en este año será porque Marianita esa jugando muy cerca.