A pocos tenistas de abolengo les guardo respeto porque más de uno sienten que el suelo que pisan no los merece. De acuerdo con los que le dieron gloria a México en singles y dobles, pero a los que fueron parte de una época no los hace parte de la elite encabezada por don Raúl Ramírez.

Hoy les reviviré la final del dobles del Orange Bowl de de 12 años protagonizada por los mexicanos Emilio Montaño y Jorge Berman contra los estadounidenses Sandy Mayer y Harold Solomon en 1964.

Ganaron los estadounidenses, pero ese crédito nadie se lo quita a Jorge, quien es un gran guerrero del tenis mexicano actualmente en su etapa de veterano y al gran Emilio Montaño. Basta decir que Solomon venció a Ramírez en la semifinal del Roland Garros.

Print Friendly, PDF & Email