Dentro del ámbito de clubes de tenis transformados en polideportivos existen con usuarios de diferentes estratos sociales.

Los clubes elitistas son utilizados por dueños de empresas y ricos de abolengo, mientras que los clubes de clase media alta se da una mezcla de gente adinerada y empleados de primer nivel.

El tercer bloque de clubes son de una clase media con algunos ricos, pequeños empresarios, empleados de nivel medio y alto.

Aunque resulte difícil de creer, pero guardando proporciones la cuesta arriba para los clubes se ve más que complicada porque se elevó la cartera vencida de la mayoría y si bien es cierto que se dieron ahorros en los servicios que se prestan se han tenido que cubrir gastos de mantenimiento y sueldos de indispensables.

Los clubes que abrieron operan en algunos casos con menos del 30 por ciento. Los de mayor arraigo pueden darse el lujo de decir que les va mejor, pero se trata de los que cuentan con extensas instalaciones aire libre.

La problemática de los que pidieron prestamos se fundamenta en que está llegando la hora del pago y eso no se da una prorroga incrementará más la problemática al grado de que habrá quien acabe en la quiebra o despidos como esta pasando con un club capitalino ubicado en el sur cuya situación financiera era mala antes de la pandemia. Esta en chino.

 

 

Print Friendly, PDF & Email