El director del Abierto Mexicano de Tenis, Raúl Zurutuza en época de Coronavirus, seguramente tuvo tiempo de sobra y se atrevió a emitir un Twitter, en el que, pone en tela de juicio la actitud de los organizadores del Roland Garros a cambiar de fecha sin consultar.
Tacho el acto de alevoso, egoísta e indiferente a los torneos y jugadores, pero difícilmente creemos que los franceses le dieron importancia a la iniciativa de Raúl porque ese torneo se fundó 102 años antes del nacimiento del Abierto Mexicano.
Para Roland Garros suponemos que la ATP no influye y mucho menos el buen Raúl, quien dentro del mundo del ATP si tiene fuerza y poder mientras sea director de una justa que va en crecimiento, pero que está muy lejos de poderse igualar por lo que representa el torneo galo.
Recordamos que en la década de los años 60 jugadores de la talla de Rod Laver, Pancho González se ausentaron de los cuatro grandes y sus records para su desgracia no fueron tan impactantes como debieron ser.
Y al paso del tiempo nos dimos cuenta de que una vez que se pusieron en juego bolsas a partir de abril de 1968 todo siguió igual porque el jugador que quiere inmortalizarse buscará un cetro de Wimbledon, Roland Garros, US Open y en menor escala Australia.
Si Roger Federer es catalogado como el más grande es por los 20 cetros de grand slam que ostenta y de los cuales uno es del Roland Garros, así que Raúl no se debe de preocupar por sembrar un sentimiento negativo en el mundo galo, pues no creemos que estén enterados y mucho menos preocupados de su twitter.

Print Friendly, PDF & Email