Al calor de las batallas las damas siempre se verán hermosas porque se presentan con vestimentas muy atractivas para los aficionados. Algunas muestran semblantes agresivos que son captados por la cámara de un experto.

Pero en las reuniones sociales se transforman y muestran otra faceta de su belleza y eso se pudo atestiguar hace dos lustros en la cena del Campeonato Mundial.

Print Friendly, PDF & Email