Más allá de triunfos mediáticos el tenis mexicano se resume a tres singlistas que hicieron época en las condiciones de juego que les toco vivir: Rafael Osuna, campeón del US OPEN 1963; Yolanda Ramírez, finalista de Roland Garros 1960 y 1961 y Raúl Ramírez, cuarta raqueta mundial en 1976 y doble semifinalista de Roland Garros y semifinalista de Wimbledon.

En su momento esos jugadores fueron garbanzo de a libra y trampolines de personajes que estando cerca de ellos adquirieron fama y reconocimiento. Pero lo cierto es que solo ellos a través de la raqueta fueron los que escribieron las páginas de oro del tenis mexicano a nivel mundial.

Hablando exclusivamente de la modalidad de singles hoy en día el tenis mexicano muestra una baja productividad de tenistas de competencia de nivel profesional básico, es decir, tenistas que puedan figurar sin wild cards en justas de 15 mil dólares.

Cuando vimos el main draw de la etapa XV del circuito de Cancun Tennis Academy nos dimos cuenta de que no figura en el cuadro ninguna mexicana, un hecho quizás inédito en un país que organiza tres grandes torneos de la WTA y dos justas ATP. Y que además cuenta con el circuito de desarrollo más importante de América Latina con 24 justas de 15 mil dólares en una sede, lo cual abarata costos si generas opciones de alojamiento y alimentación.

Si bien es cierto que los gerentes de los clubes son administrativos y en su mayoría no saben de tenis es la primera doble falta en este juego. Pero lo peor es que a los presidentes de los clubes en su mayoría no les interesa la competencia y mucho menos el alto rendimiento.

Los entrenadores se adaptan al sistema y entrenan a señoras, trabajan en las escuelas de los clubes y la gran mayoría no tiene la intención de desarrollar jugadores a sabiendas de que no hay nada seguro porque los pueden despedir o cambiar en cualquier momento.

Este brutal circulo vicioso esta acabando en varios clubes con la gallina de los huevos de oro porque al interesarse menos gente por el tenis habrá menos usuarios o crecerán otros conceptos como los gimnasios y aun peor, es decir, otros deportes en clubes que nacieron como de tenis.

De tal forma que vivales aprovechan esta situación para comprar acciones, adueñarse de la administración y llegar al grado de poner en venta clubes o desaparecerlos. Sobran los ejemplos, pero en este momento no es el tema.

Incluso los caza talentos salen PERJUDICADOS porque tienen menos oportunidades de hacerse de buenos elementos porque escasean y tal vez a eso se deba que no hay  promesas mexicanas compitiendo en los grado A de la gira europea.

Una reingeniería es urgente y les daremos datos inobjetables:

En la gráfica aparece la lista de directos de dos torneos similares con sede en Argentina y México. Si usted analiza se dará cuenta que hay muchos argentinos en la lista de un torneo puntuable en argentina y solo tres mexicanos en una justa celebrada en México la misma semana . Esto es lamentable porque Argentina no tiene la estructura que existe en nuestro México.

 

AQUI ESTA LA PRUEBA DE LA NO PRESENCIA MEXICANA EN UNA JUSTA CELEBRADA EN MÉXICO

Print Friendly, PDF & Email