Los draws todas las semanas lucen llenos a excepción de la calificación de damas del circuito de Cancun Tennis Academy. Ante la falta de nacionales quedan algunos huecos que serán llenados cuando despierte el ámbito nacional.

El movimiento que se vive semana a semana hay que vivirlo para entenderlo porque el elenco de los protagonistas cambia de acuerdo a los resultados, el poder adquisitivo y los objetivos de cada cual.

Los ingleses llegan con un finalista de Wimbledon 2018 para menores de 18 años, Jack Draper y se comienza a escribir una historia prometedora.

Un tenista de bajo perfil llega acompañado por Larry Pasos, quien fue el entrenador del único latinoamericano que ha terminado una temporada como número uno del mundo con tres cetros de Roland Garros… Gustavo Kuerten!

El colombiano Nicolás Mejía eligió esta competición para llegar afinado a los Juegos Panamericanos y ya ganó dos torneos.

El mexicano Gerardo López Villaseñor se dio cuenta de que al jugar varios partidos estaba obligado a cuidar las articulaciones. El vallartanse ha sido el nacional más efectivo con 13 victorias consecutivas en su record personal.

Jessica Failla una chica de padres argentinos asentada en Estados Unidos, cuya madre Adriana Villagrán fue parte del equipo Copa Federación de Argentina y finalista del Roland Garros en 1980 junto a Ivanna Madruga.

Y qué decir de Marcela Zacarías, quien intentó su regreso en el challenger de Irapuato, luego de una severa lesión fue  motivada para competir en el circuito cancunense y ganó 20 batallas consecutivas que hicieron posible que ya compita en justas de 25 mil dólares.

El que se las vio negras fue el referee Carlos Proaño quien fue evaluado por un similar que esta a cargo del US OPEN. Proaño estuvo muy atento para mantener su jerarquía en la Federación Internacional de Tenis y ahora se puede dar el lujo de decir que a nivel mundial es el único que ha dirigido 30 torneos consecutivos repartidos en ambas ramas.

Print Friendly, PDF & Email