El zurdo capitalino Oscar Ortiz exhibió un tenis de alta escuela en los torneos profesionales. Este jugador siempre fue destacado y en la historia del tenis mexicano tiene un lugar muy especial porque es el onceavo mejor clasificado de nuestro país en la era abierta del tenis.

Oscar fue excelso desde infantil y ratificó en juvenil y profesional. Fue capitán de Copa Davis y Copa Federación  y como ser humano sensacional.

Print Friendly, PDF & Email