Alejandro Sánchez en paz descanse fue un presidente que trabajo para el tenis queretano con mucho respeto y sobre todo seriedad.

Si imagen fue respetada por los colegas en una época en la que se detectaba directivos comprometidos con sus asociaciones. El honor y la lealtad sobre todo.

Adolfo Martínez Barragán fue testigo de su herencia.

Print Friendly, PDF & Email