A

** Los seleccionados nacionales dieron buen espectáculo

Barranquilla, Colombia a 28 de julio de 2018 (CONADE).- Hoy tuvieron acción cinco mexicanos en la disciplina de Box, asegurando dos de ellos medalla de bronce y Marcos Martínez, peso welter logra su pase a cuartos de final. Lo que logró este día el boxeo varonil: un triunfo y tres derrotas

El primero en iniciar las peleas fue el mexicano de peso mini mosca varonil de 49 kg, Yoali Mejía Mosqueda, quien perdió por decisión contra el colombiano Yuberjen Martínez.

Yoali Mejía afirmó que no le gustó el resultado que dieron los jueces. “Siento que gané la pelea y me la quitaron de las manos”, dijo muy molesto y agregó que ya tiene asegurada la presea de bronce, pero no se conforma, ya que seguirá entrenando más duro porque quiere asistir a los Panamericanos y estar presente en Tokio 2020.

El segundo encuentro, Miguel Capilla, en peso mosca varonil de 52 kg, también no obtuvo el triunfo contra el colombiano Ceiber Avila. En la tercera pelea fue otra derrota para México. Alberto Mora, de peso ligero varonil de 60 kg, fue derrotado por el dominicano Leonel de los Santos.

Se vivió una verdadera fiesta en el Salón Jumbo Country Club en donde aficionados de este deporte gritaban a favor de su boxeador favorito. Se disputaron varios pesos en este deporte: mini mosca, mosca, ligero y welter.

Las porras no cesaban en el Salón apoyando a su país. Los aficionados saltaban, gritaban, bailaban y cantaban. Observaban con mucha atención los intercambios de golpes por parte de los boxeadores.

Ya en la cuarta pelea de los mexicanos, por cierto muy reñida, Marcos Martínez Luna peso welter varonil de 69 kg le ganó por decisión al guatemalteco Walter Duarte y logra su pase a cuartos de final.  Durante los tres episodios, el seleccionado nacional le propinó buenos golpes a su contrincante.

Y la única pelea femenil fue la de Crisna Álvarez Rivera, peso mosca femenil de 51 kg que se confrontó con la nicaragüense Kathy Esquivel, ganándole por decisión y asegurando presea dorada.

Arriba del ring no cesaban los puñetazos. Concluían un encuentro y ya estaban otros competidores listos para subir de inmediato al cuadrilátero para liarse a golpes y tratar de sacar la victoria.Afuera del Salón, donde se llevan a cabo los encuentros, la gente trataba por todos los medios para ingresar a este lugar. En las taquillas había largas filas para adquirir un boleto y presenciar un buen espectáculo.

Print Friendly, PDF & Email