La economía en el mundo del tenis no es la mejor. Grandes promotores con buenas relaciones tienen la oportunidad de hacer torneos, pero de repente se caen. Es el caso del challenger estadounidense de Reding. Por tal motivo la mexicana Renata Zarazúa emigró a Italia a la caza de los puntos.

Esta semana Renata intervendrá en un ITF de 25 mil dólares  y desde México le deseamos la mejor de las suertes porque es una buena oportunidad para ella de ganar en un país que le cae muy bien.