En el historial de las asociaciones de tenis que paulatinamente se integraron a la Federación Mexicana de Tenis nos viene a la mente el nombre del pionero de nombre Kurt Heyn, quien ha sido honrado en el Junior Club por un grupo de tenistas que se encuentra en proceso de extinción, dado que se están muriendo o ya no pertenecen a este histórico deportivo  fundado en 1906.

También cabe la posibilidad que en tiempos actuales ya no estén en el mando porque las cosas han cambiado notablemente porque se han notado cambios en el tema de acciones.

Haciendo un recorrido por el tiempo aparecieron muchos directivos aparecieron con gestiones buenas, malas y regulares, al grado de que las 32 entidades  integradas a la FMT con una filosofía bélica porque en su actuar se detecta la descalificación, lo cual es más que lamentable… Que diría el recordado Kurt Heyn.

Dentro de este contexto tan sui géneris uno se cuestiona: “Quién de los presidentes de asociación es el que ha tenido el mayor soporte tenístico. A partir del primero de enero será Juan Hernández Salas porque fue Campeón de México, miembro del equipo Copa Davis, jugador ATP con ranking y además protagonista de justas de Grand Slam.

El único que tuvo una jerarquía de esa magnitud fue Francisco Maciel, pero no como presidente de federación. El tiempo dirá si Juan tiene el deseo de saltar a la FMT porque en este momento no hay quien le haga sombra en lo estrictamente tenístico.

Otro que puede ser considerado en esta elite es Ignacio Martínez, tremendo mexiquense que emigró a Tijuana. Iñaki esta arriba de Juan en el ATP 16 lugares, pero no fue monarca del Nacional Abierto, ni titular en Copa Davis. ni protagonista de main draw de Grand Slam. Pero llegó a ser el más importante y eso nadie lo puede negar.

Print Friendly, PDF & Email