Muchos tenistas mexicanos se las han ingeniado para seguir entrenando a pesar del foco rojo que impera en diferentes ciudades del país a causa del coronavirus, pero otros ante la falta de competencia han perdido el ánimo.

Ahora que aparentemente ha terminado una guerra de directivos que más allá de ayudar al tenis provoco la baja de la sede de Copa Billie Jean King entre México y Gran Bretaña, ya vemos necesaria la reactivación del tenis y como vemos las cosas en el mes de enero no pasará nada.

Por otro lado la ITF ha expuesto una serie de medidas que ponen inseguros a los miembros de la FMT porque si se cancela una justa programada se le tiene que pagar los gastos realizados a los jugadores.

Por lo aquí expuesto hemos dicho una y otra vez que Cancun Tennis Complex representa una solución a corto plazo que ofrece grandes oportunidades de ahorro al tenista mexicano por varias razones que expondremos en otra oportunidad.

Otro punto que resulta más que interesante tiene que ver con el hecho de que se notó una disminución de mexicanos en los draws de los torneos ITF de 2020 que se pudieron celebrar en comparación con los similares de 2019 y la justa que se organizó en Querétaro es un referente.

El que no arriesga no gana y más allá de arrastrar los pensamientos hay que hacerlos realidad con convenios que garanticen la no cancelación de una justa que esta en marcha y para ello se tiene que hablar con las autoridades correspondientes.

Print Friendly, PDF & Email