La supervivencia del Abierto Mexicano solo se le debe a un promotor y ese es Alejandro Burillo, quien ha tenido episodios en diferentes deportes: Fútbol, Padel, Tenis.

Dentro del mundo de Burillo se han detectado a colaboradores interesantes que aportaron mucho a su imperio deportivo y una de ellas es Lisette Trepaud, quien después de Jesús Topete se convirtió en la directora del Abierto Mexicano.

Esta mujer de carácter fuerte y belleza visual le dio su toque y por ello se le reconoce. Basta decir que inició en el Club Alemán y terminó su ciclo en Acapulco. Ella llevó el evento a nivel del mar.

 

Print Friendly, PDF & Email