GOLPE DE REVÉS

ALEJANDRO ÁLVAREZ ZENITH

*

Cada vez que tocamos un tema ponemos nuestro nombre para enfrentar en una era de redes sociales la crítica de aquellos que no están de acuerdo con la forma en la que hacemos este trabajo de comunicación o porque piensan diferente y es válido.

He tenido la fortuna de conocer a Javier Gaitán, quien a través de la asociación de tenis de occidente inició una labor importante para promover el desarrollo del tenis organizando torneos para tenistas locales en su natal Jalisco que al paso del tiempo involucraron a jugadores nacionales y más adelante potenció los circuitos de torneos futures que iniciaron en Campeche en 1999.

Recuerdo que Javier me convenció de que organizara un torneo en el Estado de México y a su vez hable con Juan Medina, en paz descanse, para sacarlo adelante en un año de crisis financiera. Fue en 1996 en honor a Boby Gutiérrez, un jugador surgido en Tenistlán que tuvo un lamentable fallecimiento.

El torneo se llevó a cabo con estira y afloja, pero siempre con el respaldo de Juan hasta que concluyó su ciclo, pero dio origen a un future que tuvo una vida de XV años o poco más. De tal forma que la Copa Boby Gutiérrez se traslado a Sayavedra y se logró un lleno espectacular que posiblemente no se ha vuelto a ver en 20 años.

Terminado el ciclo en Sayavedra surgieron usuarios que aprovecharon a empresarios tenistas y le dieron vida a justas internacionales, futures, challengers, en los que hicieron acto de presencia grandes jugadores, lo cual se tradujo en lo que nos debe de importar que se resume a dos palabras: hacer tenis.

En ese momento jamás entendí el por qué Gaitán no se solidarizó conmigo al quedarse trabajando tanto en Berimbau como en Sayavedra con los que le dieron seguimiento a la semilla que sembramos. Con el tiempo nos dimos cuenta que unos van y otros vienen, pero que lo importante es  adaptarse a aquellos que tienen la posibilidad de hacer tenis y eso hizo Javier.

De tal forma que en todo esto hay un nuevo dicho que surge del tenis y que dice así: tus amigos no son mis amigos, pero tus enemigos tampoco.

Dando una mirada al pasado hoy en día pensamos que fue muy bueno para el tenis que Berimbau sacara adelante XV torneos de 10 mil dólares o más y que también fue muy positivo que Sayavedra haya sido sede de grandes eventos que involucraron a exponentes de la talla del campeón israelí Dudi Sela y otros que llegue a ver en el Abierto Mexicano.

Lo que no estamos de acuerdo es que gente que hace tenis como Javier intervenga en conflictos políticos porque queda bien con unos y mal con otros, lo mejor es trabajar en punto neutro para el tenis.

Tampoco vemos correcto que haya ataques sin nombre y firma, pues hay que tener el valor de enfrentar una situación.

Para concluir puedo decir que Gaitán es uno de los pocos directivos de México que han hecho tenis con pros y contras, pero lo ha hecho y por eso lo respetamos dejando claro que más allá de estar de acuerdo o no se tiene que reconocer lo bueno de cada cual.

Print Friendly, PDF & Email