Después de 45 días de actividad en siete diferentes estados de la república, finalmente este domingo cayó la estrella número 20 para Jalisco, estado que desde el año 2000, se ha encargado de marcar la pauta en el deporte nacional.

Tras celebrarse este día la última jornada de actividades en Quintana Roo, con la disciplina de Gimnasia Artística, nuestro estado cerró en la primera posición con 5,581 unidades, seguido por Nuevo León con 5,182 en segundo lugar y por Baja California que concluyó con 3,907 en la tabla de puntos, que es por cierto, la que define al campeón de cada edición.

Desde el pasado 2 de mayo y hasta este 16 de junio, los deportistas jaliscienses han luchado codo a codo para mantener vigente lo que es ya una tradición: ver a su estado en la cima de cada uno los podios.

Fue así que se logró el primer sitio en 15 de los deportes que conformaron el programa de competencia: luchas, patines, clavados, tiro deportivo, judo, canotaje, charrería, bádminton, tenis, triatlón, squash, gimnasia rítmica, surf, gimnasia de trampolín y polo acuático. Otros nueve se colocaron en segundo lugar nacional al término de sus actividades: taekwondo, karate, ajedrez, tenis de mesa, remo, natación artística, balonmano, gimnasia artística femenil y levantamiento de pesas. Mientras que en tercera posición se ubicaron atletismo, ciclismo, frontón, racquetbol, vela, gimnasia artística varonil, y aguas abiertas. Es decir, en 31 de las 45 disciplinas del programa competitivo, Jalisco estuvo entre los tres mejores del evento, lo que representa un dominio nacional en casi el 69 por ciento de los deportes convocados.

De entre todos ellos, es digno reconocer la actuación de los clavados, que rompió récord de medallas ganadas con 19; así como el tiro deportivo que una vez más, se llevó el campeonato de olimpiada, como lo ha hecho desde hace 24 años.

En lo correspondiente a actuaciones individuales, destacaron figuras como Osmar Olvera, quien a sus escasos 14 años de edad, se convirtió en el máximo medallista del estado y uno de los que más preseas ganaron en el país, al obtener seis oros de seis pruebas en las que participó, representando esto una eficiencia del 100 por ciento. De igual manera, Luisa Márquez fue figura nacional tras obtener cinco oros y una plata, al igual que su coequipero, el tirador Hugo Manuel González, con la misma cantidad de metales.

Con el esfuerzo de todos ellos y del resto de participantes en la Olimpiada Nacional, Jalisco cierra entonces con 184 medallas de oro, 170 de plata y 141 de bronce, para un total de 495, seguido por Nuevo León con 173,149 y 148 en segundo; así como 121, 96 y 102 de Baja California para concluir en tercer lugar del medallero.

Nacional Juvenil

Por otro lado, el Campeonato Nacional Juvenil bajó su telón de manera simultánea a la Olimpiada Nacional, dejando a nuestro estado como campeón por cuarto año consecutivo.

En este evento, es la tabla de medallas la que define al campeón, por lo que nuestro estado consolidó su título desde hace varios días, cuando la diferencia de preseas entre Jalisco y Nuevo León, que se ubicó en segundo lugar; fue más grande que las preseas que estaban por disputarse.

Jalisco sumó 109 oros, 98 platas y 70 bronces para un total de 277; en tanto los neoloneses suman 80-69-68 (217), para cerrar en segundo.

En esta categoría, destacaron figuras como Kevin Muñoz     (clavados), que con seis oros y dos bronces fue el que más preseas se colgó; así como Paola Morán, quien obtuvo cuatro medallas de oro en atletismo.

Es así como despide Jalisco una edición más de este evento que, año tras año, ha dejado en evidencia que el mejor modelo deportivo del país lo posee nuestro estado, y que pese al nacimiento de nuevas  generaciones en el ámbito deportivo, es la selección azul y oro la única capaz de mantener esa clara hegemonía, destacando la gran labor de los deportistas –principalmente-, que apoyados por los padres de familia, entrenadores, cuerpo técnico-metodológico, médicos y directivos, han creado este Jalisco campeón.

Print Friendly, PDF & Email