La tenista mexicana Giuliana Olmos y la estadounidense Desirae Krawczyk se proclamaron monarcas del torneo de Vancouver, luego de haber vencido a la holandesa Arantxa Rus y la ucraniana Kateryna Kozlova por 6-2 y 7-5.

Los animos se calentaron en el segundo set y en el octavo game Olmos y Desirae Krawczyk recuperaron un quiebre e igualaron la batalla a cuatro.

La dupla mexicoamericana ratificó el quiebre y se fueron al descando con una ventaja de 5-4, luego de batallar 65 minutos ante oponentes de reconocida calidad.  Pero Arantxa Rus Kateryna Kozlova le echaron coco e igualaron a cinco.