Raúl López Peña, padre de Gerardo López Villaseñor, quien es uno de los prospectos más importantes del tenis mexicano, fue claro: mi hijo se va a la universidad porque queremos que sea una persona preparada y a la vez buen tenista.

Raúl recordó que al ganar su primera Copa Kids Cup, Gerardo, dio muestras de su buen tenis porque venció a buenos jugadores en 14, 15 y 16 años, “su premio fue entrenar con Guizar en Florida, pero en ese inter una familia estadounidense decidió apoyarlo con entrenamiento en Estados Unidos”.

Ha estado jugando torneos internacionales ITF, aseguró Raúl en “Sudamérica, Centroamérica, Estados Unidos y Europa. Por sus resultados se enteraron de que un mexicano sacaba buenos resultados sin tener ningún vínculo con la FMT durante este desarrollo”.

Roberto Padilla, profesor del Sheraton interno y dijo textualmente  que recomendó a Jerry con los estadounidenses porque estaba buscando patrocinadores y la respuesta fue positiva.

Retoma la charla Raúl y explica que su hijo en el US OPEN fue el único que logró jugar en el main draw y fue entonces cuando “recibimos propuestas para que se convirtiera en profesional porque se le vieron condiciones”.

Pero al final del día, “tomamos la decisión de que lo mejor para su futuro es la universidad y la NCAA ofrece un nivel muy alto para que se mantenga y si da el ancho, entonces si le buscamos el camino en el profesionalismo”.

Yo como padre de jugador, “recomiendo que no se desborden y que no pierdan el piso para que puedan ver con claridad el rumbo correcto”.

Print Friendly, PDF & Email