Felipe Ramírez se vio obligado a remar contra la corriente ante un oponente muy combativo, nos referimos a José Romero, a quien superó con parciales de 2-6, 7-6 (2) y 6-2.

El encuentro duro por lo menos 180 minutos y estuvo muy ajustado, es decir, las jugadas fueron largas y para cerrar los puntos se tuvo que echar mano de piernas, corazón y cabeza.

Print Friendly, PDF & Email