Tenistas europeos han aprovechado el aislamiento de Cancun Tennis Complex para sentirse seguros de la pandemia del Coronavirus que tiene aterrado al mundo entero porque es una infección que no se detecta, pero que puede estar en todas partes y lo único que se requiere para la infección es tocarse la nariz, meterse el dedo a la boca o frotarte un ojo en la parte interna.

Una verdadera pesadilla  que no tiene para cuando terminar. Los tenistas que están en el edén tenístico saben que el calor ayuda a matar el virus, entonces, todo marcha viento en popa.

 

 

Print Friendly, PDF & Email