Guido Lorandi tuvo el atrevimiento de darle vida a la primera academia de tenis con internos de México. Tuvo bajo su cargo a muchos jugadores a los que transformó su vida forjándoles un carácter acorde con lo que se debe tener para sobrevivir en el circuito fuera de México.

Lorandi tiene muchos palmares en su trayectoria, pero en la actualidad faltan entrenadores decididos a comprometerse con la profesión y tomar riesgos porque el tenista se mueve de un lado a otro.

Lorandi tuvo fama de rudo, pero los campeones tienen que conocer la parte difícil de un deporte que es más complejo de lo que parece.

Print Friendly, PDF & Email