Como en los Grand Slams, la Federación Mexicana de Tenis, en el último set logró recuperar el inmueble que injustamente el anterior Gobierno encabezado por MANUEL VELASCO COELLO y el Pleno de la entonces Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso del Estado de Chiapas, les había quitado al emitir el Decreto 261 mediante el cual ordenaban la reincorporación al patrimonio del Estado de Chiapas, del inmueble que fue materia de desincorporación a través del diverso decreto 177, donde se ordenó la donación pura en favor de la Federación Mexicana de Tenis y que fue materia con antelación de protección constitucional.

En efecto en el año 2005 el Gobierno de Chiapas mediante decreto, Ordenó la donación de un inmueble, a favor de la Federación Mexicana de Tenis ubicado en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez con una superficie de 20 mil 200 metros cuadrados, donde hoy se tiene construido el Centro Nacional de Tenis de Chiapas y en el mes de agosto del 2018 el Gobierno de Chiapas emitió decreto número 261 a través del cual ordenaba  revocar el decreto anterior donde donaba el inmueble citado, es decir recuperar el inmueble, a pesar de que hoy no solo se trata de un simple terreno baldío, sino que ya tiene una construcción donde se practica el tenis. Siendo así que la Federación Mexicana de Tenis, por conducto de su Presidente, el Licenciado José Antonio Flores Fernández impugnó dicho decreto obteniendo sentencia favorable a fin de que el inmueble citado volviera a ser propiedad de la Federación, además de que se ordena a la Suprema Corte de Justicia de la Nación conozca del asunto y determine la posible sanción hacia las Autoridades responsables.

Así lo determinó el Primer Tribunal Colegiado en Materias Penal y Civil del Vigésimo Circuito, con sede en Tuxtla Gutiérrez Chiapas, dentro del Expediente número 11/2019.

Declarando fundada la denuncia de repetición del acto reclamado, formulada por la FEDERACION MEXICANA DE TENIS, A. C. por conducto de JOSE ANTONIO FLORES FERNANDEZ, su apoderado, en contra del Decreto 261 de diez de agosto de dos mil dieciocho emitido por el entonces Gobernador del Estado de Chiapas y el Pleno de la entonces Sexagésima Sexta Legislatura del Congreso del Estado de Chiapas. Es decir que la Federación Mexicana de Tenis, seguirá teniendo la posesión y propiedad del inmueble que le había sido donado en el año 2005 por el Gobierno de Chiapas a través del Decreto 177 y que de forma ilícita y prepotente, sin medir el abuso de poder ejercido por las autoridades responsables, a pesar de saber que NO podían realizar el acto reclamado, lo llevaron a cabo.

Federación Mexicana de Tenis a través de su Consejo directivo y de forma en especial por conducto de su Presidente, seguirán trabajando en beneficio del tenis nacional y defendiendo los intereses de la propia Federación.

 

Print Friendly, PDF & Email