GOLPE DE REVÉS

ALEJANDRO ÁLVAREZ ZENITH

 

Les voy a contar una historia que involucra de forma directa a Poncho Ochoa. A finales de la década de los noventa y principios de los años dos mil contacte a Enrique Ortiz de Montellano de Telcel para organizar una clínica por varios estados de la república mexicana con el respaldo de la academia de John Newcombe.

Fue la gira más larga de clínicas que se ha hecho porque se visitaron más de 20 ciudades del norte, sur y centro de México consecutivamente y esto fue posible porque Poncho Ochoa era el representante de Newcombe en México. Su protegido Neto Álvarez, director del Britania Zavaleta en deportes fue parte del grupo de entrenadores.

En ese entonces Ochoa era era popular por ser el esposo de Yola Ramírez, quien fue la gran campeona de México y la finalista del Roland Garros en 1960 y 1961. En una charla Ochoa me platicó que había sido semifinalista del Roland Garros en 1961 junto a Toño Palafox y me pregunte el por qué no lo cacareaba, pues con ese antecedente debió ser candidato para ser capitán de Copa Davis, pues quedaba claro que la cabeza le giraba.

Miguel Osuna, siendo presidente de la FMT lo convocó a la capitanía y Poncho no aceptó porque viviendo en Puerto Rico y al trabajar para una trasnacional no tenía el tiempo.

Lo cierto fue que Ochoa, unos cuatro años menor que se amada Yola, cometió el pecado de enamorarla en la plenitud de su carrera y hay quienes dicen que eso influyó para que la jugadora adelantara su retiro y en consecuencia perdió la oportunidad de estar presente en más finales de justas de Grand Slam, pues han de saber que esta mujer derrotó en Wimbledon a Billie Jean King, quien en breve aparecerá en cartelera por el duelo de sexos que protagonizó en la década de los setenta con Bobby Riggs.

En tiempos actuales nos dimos a la tarea de analizar la carrera de Toño Palafox porque el actual presidente de la FMT, Toño Flores Fernández, aceptó reconocer los grandes logros del tapatío y en automático contacto a Ochoa para que me diga como conseguir el draw de su llegada a la semifinal del Roland Garros con Toño.

Se nos hizo fácil buscar la información en Google y nada. En el ATP y nada. De tal forma que tuve dudas de la proeza de Ochoa, quien me dijo con mucha clase que no pusiera en duda su palabra. De tal forma que contacto a Luis Palafox para buscar esa información porque este personaje que sabe mucho de tenis es el historiador de Toño.

Ayer por la tarde noche Luis Palafox me dijo lo siguiente: fue verdad que Toño y Poncho Ochoa llegaron a la semifinal del Roland Garros. Este hecho motivo a Rafael Osuna para hacer pareja con Palafox y al año siguiente ganan el dobles del US OPEN y cierran cuatro partidos de dobles para llegar a la final de la Copa Davis.

Por todo lo expuesto no nos queda más que reconocer a un hombre importante del tenis mexicano como lo es Ochoa, quien a nivel México tuvo victorias sobre todos los mejores de su época. Grande Poncho Ochoa.

Lo más sorprendente de Pocho tiene que ver con el hecho de que encabeza una empresa que construye canchas de tenis, entre ellas las que se usan en los abiertos de Acapulco y Los Cabos… Nada más!

Print Friendly, PDF & Email