Los tenistas saben perfectamente que muchas veces el score no refleja lo que fue en cancha el partido, en consecuencia con respeto trataremos el tema porque no tenemos el antecedente de un campeón mexicano que haya perdido 6-0, 6-0, 6-0 en justas de Grand Slam.

Se dan muchos casos a nivel internacional que se detectan marcador de 6-0, 6-0, 6-0, pero como sacaron un game surge el dicho: sacó el juego de la  honrilla.

Pero tristemente podemos decir que si aparece un campeón de México y que además fue en vida presidente de la FMT, nos referimos a Pancho Guerrero Arcocha, quien en sus últimos años de vida le gustaba acudir al frontón México para apostar al mejor postor.

Guerrero Arcocha muy cuate cada vez que tuve la oportunidad de charlar con él. Realmente ue parte de la historia del despertar del tenis mexicano al ser protagonistas del Torneo Panamericano donde vivió momentos importantes de su carrera.

Pero en el duelo que sostuvo ante el estadounidense Hamilton Harrison cuando el juez de silla canto el juego, set y partido se acreditó la peor derrota de su carrera. No pudo ganar un solo game a lo largo de tres sets décadas antes de la aparición del complejo tenístico en Flushing Meadows.

De tal forma que el 6-0, 6-0, 6-0 se registro en 1952 en Forest Hills en manos del estadounidense Hamilton “Ham” Richardson y desde entonces los tenistas mexicanos por lo menos han sacado el game de la honrilla.

A pesar de este acontecimiento reconocemos la trayectoria de Pancho Guerrero Arcocha, buen tenista, buen amigo y posiblemente junto a Pancho Maciel único tenista que fue campeón de México y presidente de la FMT.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email