El presidente del Comité Olímpico Mexicano, Carlos Padilla, se ha convertido en el centro  de una controversia que se le fue de las manos a los directivos que integran a la FMT.

Ahora resulta que Padilla se podría definir como un juez mediador que supuestamente debe ser neutral y que debe hacer valer la ley que rige a este país cuando la FMT es un ente autónomo que debiera a través de sus miembros tener la madurez de resolver la problemática interna en base a sus estatutos.

Este 12 de octubre Padilla programó una reunión entre Carlos González y Mario Chávez y muchos se preguntan: ¿Bendición o pesadilla?

 

Print Friendly, PDF & Email