Todo hacía suponer que la paraguaya Verónica Cepede Royg  [2] iba a ser la monarca del Guanajuato Open, pero no fue así porque en la gran final fue superada nada menos que por la australiana Astra Sharma  [3] al son de 6-7 (3), 6-4, 6-3.

La batalla fue muy disputada y los aficionados que desde tiempo atrás compraron todos los boletos, lo cual garantizó un éxito inédito en el historial de justas de 25 mil dólares en México y mucho se debe a la genialidad de Gilberto Magaña, quien recibió apoyo de Paty Palacios y del mismísimo presidente del Club Santa Margarita.

El ITF de Irapuato demostró ser el mejor que se ha protagonizado en México con una estructura que dejó con la boca abierta a los críticos más exigentes.

Print Friendly, PDF & Email