Cuando nació la idea de poner en juego los Wild Cards se pensó en darle la oportunidad a todos los tenistas mexicanos de poder estar en la fiesta de uno de los torneos más importantes del mundo.

El Abierto Juvenil llegó a ser el quinto en importancia, este año de acuerdo al cierre de las inscripciones tuvo nivel de un buen grado II porque el área responsable aparentemente no hizo su tarea adecuadamente, pero lo importante son los puntos que están en juego y por ello nuevamente en el Mundet se vivirá una gran fiesta tenistica.

Adicional la estructura del Abierto Juvenil Mexicano es impresionante porque en los diferentes departamentos hay profesionales de mucho nivel que harán que la justa sea un rotundo éxito por la organización que se verá.