Alberto Robles, sin duda es uno de los veteranos mexicanos más peligrosos porque además de ser alto y zurdo, tiene buena intuición en la cancha y se maneja bien sobre tierra.

Alberto es odontólogo y dentro de su trayectoria ha tenido triunfos importantes. En el Junior Club se le recuerda con mucho respeto y estimación al ser un guerrero dentro de la cancha y un caballero fuera de ella.