Está por comenzar la XXIII edición del Abierto Mexicano de Tenis y se recuerda a Oliver Fernández como el ÚNICO mexicano en llegar a la semifinal en la modalidad de singles.

Oliver perdió con Thomas Muster en la primera edición que se llevó a cabo en el Club Alemán en 1993. Actualmente Oliver es un hombre de negocios que juega tenis social con otros grandes como Alex Hernández, quien fue cuartofinalista.

Este año es Tigre Hank la figura mexicano y el nipón Kei Nishikori la estrella del certamen.