César Ramírez tiene pensado intervenir en el challenger de Hawaii y todo indica que en la academia de Nick Bollettieri está trabajando fuerte y bien.

Tiburón es la carta inmediata que tiene esta academia para intentar que un mexicano rompa la barrera de los top 100 y para ello le tienen que poner muchas ganas.