Cuando Alejandra Cisneros juega, los aficionados dicen: que bonito le pega a la pelota y eso es cierto porque tiene cualidades naturales.

Alejandra ha jugado bien en Sudamérica y en Brasil tuvo Bye.