Raúl Zurutuza, está en los comentarios de mesas de tenistas de fin de semana y de hueso colorado, porque se presume que él será el encargado de traer por segunda vez a México al suizo Roger Federer.

Hay que recordar que Federer estuvo en la Copa Casablanca cuando era una promesa de 15 años y ahora retornará como el más grande de todos los tiempos, siempre y cuando Zurutuza lo confirme, aunque es un rumor que cada vez cobra más fuerza porque el suizo tiene programada una gira por Latinoamérica que le dejará de un golpe más o menos el 30 por ciento de lo que se le contabiliza por concepto de ganancias.

Print Friendly, PDF & Email