La tenista mexicana Victoria Rodríguez se aplicó para superar a la estadounidense Joelle Kissell, en lo que fue una batalla larga de dos horas y 39 minutos y en clima cálido que se definió por 2-6, 6-3,6-4.

La duranguense tuvo que tener mucha paciencia porque Kissell es un frontón, es decir, pasa muchas pelotas y en consecuencia está más que acostumbrada a los partidos largos en duración porque además no se rinde.

Pero la mexicana para desgracia de Kissell aguantó la presión y supo remontar para ganar. Esta batalla le ayudará mucho a Victoria para agarrar confianza y se espera que siga por el camino ganador.

Print Friendly, PDF & Email