El serbio Janko Tipsarevic y su señor padre Pavle recibieron atención especial en una tienda que se montó enfrente del Casablanca Satélite. Se desarrollo una buena amistad con los serbios y luego de su coronación nos trajo su trofeo para la foto del recuerdo.

El padre de Janko una gran persona que apoyo a su hijo en toda su carrera hasta que logró consolidarse en el ATP dentro de los mejores del mundo, pues fue la octava raqueta en el 2012. De tal forma que en el año 2000 era difícil de conocer el verdadero potencial de este jugador que en días actuales opera una academia en su país de origen.

Print Friendly, PDF & Email