Pocos saben que el tricampeón de México, Marco Osorio fue el hombre que detalló el camino  a seguir para que el Abierto Juvenil Mexicano fuera considerado el quinto torneo más importante del mundo porque queda claro que desde su concepción fue mejor el mejor organizado.

Osorio supo de la importancia de la justa en la catedral del tenis mexicano, pues queda claro que para cualquiet tenista es más que un honor pisar la cancha en la que México venció a Estados Unidos dos veces y en la que a partir de la década de los años cuarenta desfilaron los monstruos de la era dorada del tenis mundial.

Osorio tuvo de aliado en esa misión a Javier Gaitán, quien le abrió su corazón y conocimientos al doctor Alberto Garduño de quien hablaremos en siguientes crónicas de una justa que pasara a la historia dentro de las mejores de México de todos los tiempos. VIVA EL CENTRO DEPORTIVO CHAPULTEPEC…

Print Friendly, PDF & Email