¿Tendinitis o tendonitis?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on pinterest

Para comenzar el año vamos a hablar de una de las lesiones más frecuentes en los deportistas: la tendinopatía que abarca tanto a la tendinitis (inflamación del tendón) como a la tendinosis (microdesgarros en el tendón sin causar una inflamación apreciable), esta lesión puede producirse por movimientos repetitivos sin una adecuada técnica, una sobrecarga o un sobre-entrenamiento.

Es importante aclarar que el ligamento y el tendón son estructuras distintas y desempeñan funciones biomecánicas distintas. El tendón es una banda de tejido conjuntivo que conecta el músculo con el hueso, permitiendo el movimiento articular. Además el tendón participa en la propiocepción (capacidad de sentir la posición de una parte del cuerpo en el espacio), es amortiguador del impacto y puntos de almacenaje de energía, características esenciales para la realizar actividades deportivas.

Los tendones varían en longitud y tamaño a lo largo de todo el cuerpo. Comparado con tejidos como el músculo o la piel, el tendón es relativamente avascular (poca irrigación sanguínea).  Este compromiso vascular  influye en el tiempo de recuperación de la tendinopatía crónica. La capacidad de reparación del tendón depende de la edad, la cantidad de vasos sanguíneos del tendón,  la nutrición, las hormonas, la actividad, entre otros factores.

Los síntomas se manifiestan gradualmente y el dolor va aumentando gradualmente:

  • Dolor sordo (frecuentemente aumenta por la noche)

  • Dolor al intentar realizar movimientos (que involucren el tendón lesionado, por ejemplo al intentar levantar objetos por arriba de la cabeza en tendinitis de hombro)-

  • Debilidad del miembro afectado (secundaria al dolor producido por el esfuerzo)

  • Rigidez del miembro afectado con cierta pérdida de movimiento.

 Las tendinopatías más comunes son:

–          Tendinitis del manguito rotador del hombro

–          Tendinitis del bíceps

–          Epicondilitis conocida como codo de tenista

–          Epitrocleitis conocida como codo de golfista

–          Tendinitis de Quervain (tendones del pulgar)

–          Dedo en gatillo

El tratamiento está dirigido fundamentalmente a aliviar el dolor. En etapa aguda se recomienda reposo (principalmente de las actividades que causen el dolor) y crioterapia (aplicación de hielo).

El calor se utiliza para aliviar el dolor (no utilizarlo cuando el dolor es intenso) y antes del ejercicio para facilitar el movimiento.

De acuerdo a una valoración de fisioterapia podrá utilizarse: ultrasonido, laser o fototerapia como coadyuvantes en el tratamiento del dolor, la inflamación y la regeneración del tejido.

El ejercicio terapéutico nos ayuda a mantener la movilidad de la articulación  y la fuerza de los músculos específicos que se utilizan en las actividades deportivas o laborales.

El regreso  a las actividades cotidianas debe ser gradual, lo más importante en el tratamiento y en la prevención de lesiones es: NO IGNORAR NI TRATAR DE TRABAJAR CON DOLOR.

Lic. FT. Cecilia A. Jiménez

53985694/53622052

Share on skype
Share on email
Share on pocket

NOTAS RELACIONADAS

BABOLAT

EL MUNDO DE NACHO BARRERA

RAÚL RAMÍREZ VIDEOS CON HISTORIA

TIPS DE ADULTOS Y MAS

MÉXICO CORRE POR SUS HÉROES

TANDRU

TIPS DE FERNANDO DALLA FONTANA