El tenista mexicano Santiago González inició la temporada 2019 con una semifinal en el torneo de Doha, hecho que hace posible que se sostenga en la elite del tenis mundial a lo largo del año y que pueda estar presente en los torneos de Grand Slam si así lo desea porque se encuentra en buen estado físico.

Santiago González hizo pareja Aisam-ul-Haq Qureshi de Pakistan y en la ronda semifinal cayeron ante los holandeses Robin Haase y Matwé Middelkoop con score de 6-4, 6-1.

 

Santiago ha sido el tenista más emblemático de México en la última década y su gran talento hace posible que a los 35 años se mantenga vigente en el circuito en condiciones envidiables, dado que, ya demostró haber tenido la capacidad de haber sido finalista de Roland Garros en 2017 y nadie duda de que lo vuelva a hacer.

Print Friendly, PDF & Email