Para ganar en el tenis hay que pasar una pelota más que el otro. Eso es lo que precisamente hizo Rafael Nadal ante un chaval italiano que promete mucho en lo que fue la semifinal del Abierto de Francia.

Jannik Sinner es el nombre del italiano de 19 años que busco eliminar a Nadal y no pudo. Nadal ganó 7-6, 6-4, 6-1. 

En resumen el español es una maquina y va por trece coronas que lo inmortalizarían aún más de lo que ya es. En Babolat seguramente están satisfechos de su jugador, no obstante que no hay publico en los pasillos del Roland Garros.

 

Print Friendly, PDF & Email