Cerca de 13 cetros de Roland Garros para el tremendo Rafael Nadal, quien sin ceder un set venció a Diego Schwarzman por 6-3, 6-3, 7-6 (0).

Nadal es un extraterrestre en arcilla y en Roland Garros es único y eso lo ha dicho siempre Philippe Curuchet, quien lo ha seguido desde su comienzo.

El tema de nada en cancha se resume: pasa muchas pelotas y cuando puede contraataca.

La diferencia del Nadal del 2005 al Nadal de hoy, es decir, 15 años después se fundamenta en que ya juega muy cerca de la línea de fondo.

Print Friendly, PDF & Email