La chamaca mexicana Renata Zarazúa se fue a Estados Unidos para adiestrarse y a los 16 años ya está en la final del ITF de Cancún, tras haberse impuesto a la estadounidense Ashley Weinhold por  6-7 (3), 7-5, 5-1 y retiro.

Renata se sacó tres puntos de match en el segundo set y en el tercero agarro confianza y la reventó físicamente, es decir, le dieron calambres. Cabe decir que Weinhold tiene siete años siendo profesional y estuvo de 181 de la WTA.

Previamente en el pan Am grado B-1, Renata cayó con Tornado Black, finalista del US OPEN Jr.

En contraste la norteamericana Denise Muresan [6] venció a Victoria Rodriguez [3] por 6-3, 6-4.

Sin duda Renata es una promesa del tenis mexicano, quien recibe ayuda del presidente de la FMT don Gastón Villegas.

Print Friendly, PDF & Email