Philippe Curuchet, está consciente de la importancia que tiene Rafael Nadal en el mundo de Babolat, porque es un ganador natural que motiva en todo el planeta a la compra de raquetas, cuerdas y demás accesorios.

Philippe celebró con Champagne la coronación de Rafa en Acapulco y ahora lo quiere ver triunfar en Montecarlo.

Print Friendly, PDF & Email