La lucha que sostiene Carlos González contra Mario Chávez le dará cabida a oportunistas que usarán el valor de una posición en una asociación para colarse en el engranaje de la FMT, luego de que un juez dictamine quien es el ganador de este partido repleto de abucheos y descalificaciones.

También se harán presentes vendedores de sueños y posiblemente unos cuantos que verdaderamente tienen el mérito para ocupar con dignidad un cargo, pero de los muchos pocos y eso es lamentable porque a la hora de la verdad solo se sabe que son parte de, pero no se escucha de sus logros.

Y qué decir de los que aprovecharán la oportunidad para hacer de una verdad una mentira y así justificar una serie de bajezas en contra de la institución que serán maquilladas al estilo de los jefes del viejo Chicago… Muestran una cara buena cuando solo ellos saben lo que han hecho.

Para colmo el Coronavirus ha potenciado la disputa, esto se traduce a un virus tenístico que infecta amistades y que desenmascara ambiciones. Ya paren su carro y mejor busquen  algo positivo no vaya ser que la infección los haga victimas de las revanchas. Raquetazos y abrazos…

 

Print Friendly, PDF & Email