Una mezcla de 90 años de conocimiento llevó al cubano Lázaro Navarro (44-años) y Federico Contreras (46-años) a la conquista de la Mini Copa que se protagonizó en el  Club de La Colina en un ambiente muy tenístico.

Navarro y Contreras le ganaron el punto de dobles a los hermanos Sebastián y  Rodríguez. En ese momento Contreras le dijo a Navarro que ya no seguiría más porque ha estado nueve años fuera del profesionalismo.

De tal forma que con la serie igualada a un punto, Navarro ingresó a la cancha con la misión de vencer a un excelente rival, nos referimos a Javier Rodríguez, quien cedió el primer set 7-5.

En el segundo Lázaro viejo lobo de mar  tomo ventaja de 5-2, pero Javier estuvo a punto con su servicio de acortar a 4-5 porque estuvo 40-15 y con mucha gente a favor.

Lázaro cerró el 6-3 y fue a abrazar a su compañero y festejaron de una forma muy singular, pues ambos no dieron crédito de lo que hicieron.