El va y viene. Muchos extranjeros en algún momento de su vida encontraron buenas expectativas de vida en México, pero los tiempos cambian y su descendencia al paso de los años puede encontrar esa oportunidad en el origen de sus progenitores.

Álvaro García es una promesa mexicana que se inició en Mazatlán,un lugar donde se han dado buenos tenistas: Lucila Becerra, Pedro Alatorre, Luis Patiño y otros que se nos escapan de la mente.

García decidió emigrar a España, un país que vio nacer a su padre y que ahora le brinda la oportunidad de formarse tenísticamente en condiciones que él ve favorable a la ruta que persigue

Deseamos que logre sus objetivos porque ha demostrado que tiene el talento para trascender.

Print Friendly, PDF & Email