El Lobo Olvera es la versión en el tenis y lo decimos con respeto de Cachirulo porque ha visto crecer a los nietos de sus alumnos, en otras palabras ha visto pasar generaciones de tenistas, incluido Pancho Maciel en el Club Campestre de Querétaro.

Un tipo no muy amigable cuando organiza los campeonatos nacionales, pero muy enfocado en su chamba. Como en todos los ámbitos hay quienes lo quieren o quieren lo quisieran ver fuera del Campestre, pero lo cierto es que ha logrado sobrevivir por décadas.

Seguramente él recordará cuando el Campestre estaba a las afueras de Querétaro y ahora es parte de una ciudad en pleno crecimiento donde ya se ve tráfico por la mala planeación.