La tenista citadina María Fernanda Martínez dio el golpe sorpresivo en la ronda de los cuartos de final de la Copa Tampico al imponerse a la veracruzana Romary Cárdenas por 2-6, 6-4, 6-3.

María Fernanda le da un segundo aire al tenis de la Ciudad de México porque el haber llegado a la semifinal de una justa de grado III genera un estado de ánimo en un entorno que no ha generado los resultados esperados. Bien por ella.

Print Friendly, PDF & Email