El regiomontano Marcelo Sepúlveda comenzará el 2018 como el mejor juvenil de México en el circuito mundial, pero lo importante es que logre buenos marcadores y que ratifique su posición.

Marcelo trabaja con Nicolás Guizar, quien ha logrado sostener un programa honesto al inducir a la universidad a los jugadores que no den los números a través del ranking para aspirar al profesionalismo.

Ese es el reto de Marcelo, es decir, colocarse en un buen sitio en el ranking y dar el salto. Lo mismo les decimos al resto de los mexicanos que aspiran al éxito deportivo.

Print Friendly, PDF & Email